jueves, 26 de marzo de 2009

Lo haré

- No lo harás.
- Sí lo haré.
- No te atreverás.
- Claro que me atreveré, nadie me ha enseñado a ser hipócrita todavía.
- Lo dejarás hecho polvo, joder tía ¿Cómo puedes estar tan segura?
- Me enamoré, lo siento ¿Qué quieres que te diga? Enciéndelo de una vez y dame una calada, a ver si me ayuda a pensar mejor.
- Pero..
- Pero nada, han pasado seis años, las cosas ya no van bien desde hace tiempo, él lo sabe, no estamos casados, no tengo hijos joder, lo haré, lo haré.
- Pero..
- Pero nada, me mira y me derrito. Joder con el puñetero amor, es como una droga, quiero más. Solo nos miramos una vez y fue.. No lo dejaré pasar, me iré con él, me lo ha propuesto y aceptaré.
- Tía ¿Qué dirá tu familia?
- Mi familia? Está a miles de kilómetros, ya encontraré la forma de contarlo, para que no parezca lo que es.
- Llega el lunes de viaje ¿Cómo se lo dirás?
- Ya le adelanté algo por teléfono, sabe que tenemos que hablar, algo se imagina. Oh, cállate y dame otra calada, encontraré la forma de decírselo para que no me odie. No me odiará, estoy segura.
- Joder, siempre he creído que has nacido con estrella.
- No, no he nacido con estrella, creo que he nacido con cojones.

16 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Maravilloso un exquisito post nos entregas...

saludos fraternos

un gusto siempre leerte

un abrazo

Andrea dijo...

Gracias Adolfo! Un abrazo para ti también.

Anónimo dijo...

Como logras despertar en mi, dualidades que en alguna medida generan un cumulo de ansiedad que me descompensan.

Siempre me he preguntado si valentia es lo que hago o lo que hacen los demas... siempre me he respondido "solo sigue haciendo lo correcto". Esa sola respuesta me ha llevado a sentir que lo correcto me aprisiona y hay momentos en los que quiero reventar, vivir mis mas cruentas ganas, mis mas oscuros deseos... hay momentos en que quiero escudarme en la idiotez para poder realizar aquello que creo incorrecto, pero que sin lugar a duda me permitiria saber que aun vivo.

Realmente, tus cojones son para mi motivo de envidia, aun cuando sigo en la duda si es valentia.

un abrazo enorme, por ahora solo dime SobeK.

alfredo dijo...

buen relato. y si es mas que ficcion, que valiente. puede que me gusten esas deciciones impulsivas, pensadas.

ah, y nunca esta demas escribir comentarios como los que me dejas. puedes extenderte, abogo por la honestidad brutal, esa que da verguenza a veces, pero que nace del impulso.

ya te mandare unos relatos, para que me consigas editorial xD

saludos

francisco dijo...

Eres eléctrica escribiendo. Me gustó mucho cómo lo cuentas.
Espero nuevas entregas.
Un beso.

coco dijo...

Pues sí, con un par. Por la segunda parte. Y por la primera también.

Andrea dijo...

Gracias Alfredo! Me alegra que te guste. Seguiré dejándote mis comentarios, un abrazo, que pases unas vacaciones estupendas.

Andrea dijo...

Hola Francisco. Si, habrá nuevas entregas. Eléctrica? Que bien! Eso me ha gustado. Un beso!

Andrea dijo...

gracias cocooo. Un beso!!

cristal dijo...

Hola Andrea. tu relato ha conseguido crearme la típica lucha entre las dos tendencias que luchan entre sí en la mayoría de los seres humanos: la dicotomía libertad/ seguridad. Está claro que en cada momento de nuestra vida la balanza se inclinará de un lado según lo que necesitemos en esa situación. Para tomar cualquier decisión importante en esta vida hace falta echarle ovarios(me gusta más que cojones) y saber asumir después las consecuencias de nuestros actos. El debate tiene miga. Un abrazo fuerte.

Fidel dijo...

Ni mas ni menos que dieciséis. Sorprende? Eso me halaga incluso más. Un abrazo.

Andrea dijo...

Hola Cristal, me alegra verte por aquí, traes un poco de tranquilidad y paz a este polémico post, con tus comentarios siempre equilibrados. Gracias por tu visita y tus observaciones. Un abrazo enorme.

Andrea dijo...

Fidel, eres un campeón. Un beso!

Menda dijo...

Gracias por la visita, Andrea.Ha sido todo un lujo descubrir este blog tuyo.Con permiso, te sigo.

nestor dijo...

Realidad o ficción. Lo importante es hacer lo que el momento requiere aunque siempre todo requiera un poco de responsabilidad.

Vengo del blog de Ali montero y quise saber de que se trataba tu blog..realmente es buena tu prosa. Seguire leyendo otras entradas antiguas.

un abrazo y hasta la proxima.

Andrea dijo...

Hola Nestor, gracias por tu visita.
Hasta pronto.