viernes, 17 de abril de 2009

Final

(16 años)
Aquel día papá se escapó, sufrió un infarto fulminante en un hotel, junto a una prostituta, y murió después de unos minutos en los que no hizo más que pronunciar en voz baja el nombre de mi madre. El chófer se presentó en el colegio para recogernos a mi hermana y a mí, sólo nos bastó ver su expresión para saber que algo grave había ocurrido. Juntos fuimos a recoger a mi hermano pequeño a otro colegio y nos dirigimos a casa, en silencio. Al llegar encontramos a mi madre y mi hermana mayor llorando, en el salón. Mi madre envió a mi hermano a su habitación y nos contó a las tres hermanas lo sucedido. Algo debió ver en mi rostro ya que se acercó de prisa, me abrazó y me dijo -'Andrea, cariño, respira, ni por un momento se te ocurra pensar que ha sido tu culpa, tu padre no deseaba vivir, era un hombre atrapado en un cuerpo que detestaba, era inmensamente infeliz'-. Fue una frase oportuna, oportunísima, eso impidió que cayera en brazos de la culpabilidad, en definitiva era a mi a quién había pedido el favor de controlarlo de cerca, y no pude hacerlo. Con los años comprendí que era algo imposible, una niña de 16 años no es capaz de asumir semejante responsabilidad, pero por un momento el dolor y la culpa me golpearon, dejándome sin respiración, hasta escuchar esa frase de labios de mi madre. A partir de ese día, nuestras vidas cambiaron para siempre.

Fin.

------------------------------------------------------------------------------

..Tres meses después de esa entrevista me encontraba embarazada, felíz y tranquila esperando que los meses se deslizaran sin prisa. Fue la época más pacífica de mi vida. Me atendían, me mimaban, me querían, y yo me aprovechaba. Me permití ser un poco caprichosa y consentida. ¿Por qué no? En el fondo tenía algo de miedo ¿Y si resultaba ser un fracaso como madre? ¿Y si el niño no me caía bien? Joder, la cantidad de tonterías que puede uno pensar en momentos como ese. Me porté fatal durante el parto, no quise colaborar, me encontraba paralizada de miedo y de dolor, abrazada a mi adorado ginecólogo, suplicando una cesárea. Me cogió por los hombros enfadado y dijo. -'Andrea, si no colaboras tendré que hacerte inhalar un gas tranquilizante, estás hiperventilando y eso puede hacer daño al bebé'-. ¡¡Si!! Quiero inhalar ese gas, dámelo ya mismo. Y así fue como tuve a mi bebé prácticamente 'colocada'. No sé muy bien si el mérito fue mío, del gas, o del anestesista que no dejó de presionar mi enorme barriga hacia abajo para ayudar a salir al niño. El caso es que mi parto fue un escándalo que no olvidaríamos ninguno de los que participamos en él, pero logré mi objetivo, hoy tiene 10 años y es el único hombre que conozco que es capaz de hacer conmigo lo que quiere. Volvimos a Madrid hace ya 7 años, intento vivir lo mejor que puedo, aunque a veces me cuesta, soy inquieta y la rutina me agobia mucho, busco y busco, sólo quiero vivir a mi manera.

Fin.

40 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Excelentes textos, la tristeza en el primero que marca la vida con la muerte de tu padre.
Y el segundo, hermoso momento de la vida que nace. Que das la vida la esperanza, mujer, muy bellos.

un gusto leerte siempre.

saludos fraternos
un abrazo con cariño

que pases un buen fin de semana

El futuro bloguero dijo...

Gran(des) final(es) a la(s) historia(s)

Espero que no se quede ahí sino que sigas haciendonos disfrutar con tus relatos.

Besos

Francisco Javier dijo...

No estoy muy al tanto Andrea, pero por lo que he leído sino me equivoco, es tu vida personal, propia, unas palabras muy sabias sobre las cosas que han ocurrido en tu familia, con tu papa al principio siendo una niña tan joven y asumiendo tal problema de esa índole.

Y la segunda transmite el cansancio, agobio y demás pesares de llevar un embarazo a cuestas. Y el que próximamente sería tu hijo, hoy día imagino es el que alimenta tu vida, llenándola de cariño, amor y miles sensaciones indescriptibles, llenándote de su infancia, juventud hasta que se haga un hombrecito.

Esta muy lindo todo, muy bien detallado, muy bien redactado, muy hermoso. Podrías escribir una novela, se te da muy bien transmitir. Me ha llegado. Besitos Andrea.

Reina dijo...

uff!! No tengo palabras, de veras. me has en vilo: dos historias paralelas, aparentemente inconexas, por entregas.

Además están muy bien escritas, muy hiladas las ideas.

Te felicito!!!!

Un beso

(Post.- la de imbecilidades que se nos ocurren embarazadas, jajajaja! Besitos)

Inés (y yo).. dijo...

Como me gusta leerte, Andrea....y sabes?, hoy me quedo con tu última frase como bandera vital...

"Sólo quiero vivir a mi manera"

Un besito

KaMa dijo...

"Vivir a mi manera" ... es tan dificil a vezes ....

me encanta leerte .... gracias por acompañarme, que te seguiré leyendo aunque no lo hagas ...

un beso cariñoso

SobeK dijo...

Dios si hay algo que no cambiare jamas es ver a mis retoños crecer, volveria a empeñar mi libertad mil veces por esas sonrisas.

Algun dia podre terminar los procesos pendientes, y hacer de la vida mi camino.

un beso

Mariana Castrogiovanni dijo...

Sin palabras, tienes arte, y lo plasmas en esos textos maravillosos, atrapantes. Escribes de maravillas, PUBLICA UN LIBROOO!!!

Besos, y enhorabuena

pensamientos dijo...

Que maravilla como te expresas, eres puro sentimiento, me da gusto leerte!!besos.

Anabel Botella dijo...

¿Quién te publica el libro? Habrá que comprarlo cuando salga. Está muy bien y lo cuentas con mucha naturalidad. El texto sobre tu padre es duro, pero así es la vida, sin embargo el relato sobre el nacimiento de tuhijo es tierno.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Walter Portilla dijo...

Andrea, me leí todo de un tirón, ambas historias muy bien relatadas, tienes pasta de escritora, mujer. Palabras, frases, términos, todo muy bien plantado. Es bueno saber que publicarás todo esto. Tienes muchas cosas por contar, tu vida ha sido una película. Falta que nos cuentes esa etapa de relajo cuando estabas haciendo de soltera, antes y después. No creo que tengas reparos en contárnoslo, verdad?
Sigue escribiendo (y así seguirá escribiendo tu hijo), es un placer leerte.
Un abrazo inmenso.

sky-walkyria dijo...

a pesar de cualquier cosa, siempre vivimos como queremos,
pero no todos parecen darse cuenta

saludos

Dean dijo...

Cómo pueden ser tus relatos tan reales? me quedo atónito al leerlos; se parecen a la pintura que a mi más me gusta: la impresionista; cada página tuya es como un Renoir o una pintura de Monet. Un beso.

Andrea dijo...

Gracias Adolfo, un abrazo y que pases tu también un buen fin de semana.

Andrea dijo...

Si,futuro bloguero, seguiré relatando cosas, no se muy bien qué pero, algo se me ocurrirá supongo. Un abrazo enorme gracias por tus palabras.

Andrea dijo...

Gracias Francisco Javier, si, son momentos especiales de mi vida. Respecto a la novela bueno, tengo una ya escrita, esperando ser publicada, espero poder hacerlo pronto, un beso y gracias por pasar.

Andrea dijo...

Reina gracias, si, pensamos muchas tonterías juntas durante el embarazo verdad? Un beso!!

Andrea dijo...

Gracias Inés, no cederé en mi empeño, supongo que le ganaré a la vida por cansancio hasta lograr mi objetivo, vivir a mi manera. Un beso enorme guapa.

Andrea dijo...

Gracias Kama, vaya si es difícil, las normas, las reglas, uf! me agotan. Me gusta tu blog, tan rojo. Un beso, nos leemos.

Andrea dijo...

Sobek, te entiendo bien, por ellos todo verdad? pero debemos pensar también en nosotros, ellos crecen y se van, luego quizá sea demasiado tarde para intentar retomar el camino, y entonces sólo nos queda la resignación, la búsqueda del equilibrio no es fácil, un beso grande.

Andrea dijo...

Gracias Mariana, estoy en ello, me halagan tus palabras, un beso guapa!

Andrea dijo...

Pensamientos un beso, gracias por tus palabras y por leerme.

Andrea dijo...

Gracias Anabel, estos rextos no forman parte del libro, los he redactado para el blog. La novela que quiero publicar trata sobre otros temas, ya está terminada y esperando el momento de ser publicada, tarea nada fácil, supongo que lo sabes bien verdad? Un beso enorme y gracias por tus palabras.

Andrea dijo...

Gracias Walter, te aclaro lo mismo que a Anabel, estos textos no forman parte de ningún libro, los he ido redactando para el blog. Tengo una novela escrita y terminada que espero publicar pronto pero trata sobre otros temas, siempre relacionados con las relaciones claro, que es sobre lo que mas me gusta expresarme. Escribir para el blog está resultando ser un excelente ejercicio, me ha encantado preparar los diálogos, escribir sobre mi vida, a mi manera, ha sido liberador, es la primenra vez que lo hago, y tener un público que disfruta con ello es realmente gratficante. Gracias por tus elogios, siempre ayudan a creer mas en lo que hacemos, un beso.

Emilio dijo...

Fin... qué pena, ahora que te había cogido el tranquillo.

Felicidades, Andrea, los relatos son muy interesantes y bien descritos, con naturalidad.

Mis felicitaciones.

Andrea dijo...

Un beso sky, gracias por leerme.

Andrea dijo...

Dean, uf, esas son palabras mayores, muchas gracias por tus elogios, no se si merzco tanto pero como acabo de decir a mi amigo Walter, siempre ayudan a creer más en lo que hacemos, a creer que de verdad que podemos escribir. Un abrazo especial para ti.

Andrea dijo...

Emilio gracias por tus felicitaciones, se han acabado pero pronto empezaré algún otro, cuando vuelva la inspiración. Un abrazo!

Fernando García-Lima dijo...

Puf, qué duro... El final ha sido descorazonador. ¿Saldrá el sol en forma de entrada optimista?

Beso

cristal dijo...

Cuando la vida te ha dejado la huella de experiencias tan duras, hay que dejarlas salir a través de las palabras. Las palabras liberan. Mientras empiezas a tirar del hilo se va desenredando toda la madeja. Me ha encantado leerte. Sigue sorprendiéndonos con tus historias. Un fuerte abrazo, Andrea.

Ruth L. Acosta dijo...

Andrea querida...

Pásate a mi blog, te tengo un regalito con mucho cariño...

Besos,

Paco Guerrero dijo...

las dos caras de la moneda,tal cual,la vida.
un abarzo

Logio dijo...

Es difícil comentar en algo tan profundo... ¿que decirte que no sepas?, yo también voy al cementerio de vez en cuando.

Andrea dijo...

Si Fernanado, ha sido duro en su momento pero todo se supera en esta vida, yo no lo veo tan descorazonador, si fue un padre muy pronto pero llegó el hijo tan esperado por fin. Un abrazo grande.

Andrea dijo...

Gracias Cristal, escribir estos relatos ha sido un reto, lo he dejado salir, he contado cosas de las que nunca había hablado con nadie, a mi manera, y lanzarlas al espacio me ha gustado, como bien has dicho, comencé a tirar del hilo y las cosas fueron ordenándose un poco en mi cabeza, gracias por tu comprensión, un abrazo enorme.

Andrea dijo...

Gracias querida Ruth, me paso, un beso.

Andrea dijo...

Paco un beso.

Andrea dijo...

Gracias Logio, son etapas ya superadas y asumidas. Sólo me apetecía escribir un poco sobre ellas y me ha gustado el resultado. Un beso gracias por pasar.

cristal00k dijo...

Momentos difíciles amiga mía. La vida no perdona. A nadie. Espero que tu catarsis, te haya liberado de cualquier fantasma. Eres una valiente. Un beso guapa!

Stanley Kowalski dijo...

Tenés un arte increíble para relatar todo lo dramático, pero sin esa carga densa, mas con el clima adecuado. Magnífica historia! Felicitaciones!


Gracias por el comentario que me dejaste, sos muy amorosa.

BESOTES Y BUENA SEMANA!!