domingo, 30 de enero de 2011

Fondo


Tocó fondo consciente de ello, sabía que llegaría el momento. Una vez allí descubrió que no era como lo había imaginado. En el pasado solía creer que tocar fondo significaba precipitarse al desastre más absoluto. Hoy no, hoy comprendía que tocar fondo no era más que finalizar una etapa que dolía. Como si no hubiese otra forma, así debía de ser, tocando fondo. El fondo era oscuro pero cómodo, triste pero transitorio. Comenzó a emerger, primero con lentitud, desconfiando de aquella luz. No sintió daño alguno; se decidió y continuó emergiendo con prudencia. En el camino tuvo algunas visiones agradables, comprobó con alegría que todavía algo despertaba su interés. Nadie lo esperaba al otro lado pero no sintió temor: Confió en sí mismo por primera vez, cansado ya de no hacerlo, y se dispuso a dar el primer paso hacia una nueva meta decidido a no dejar pasar la última oportunidad que la vida le ofrecía, ya no habría otras, no quedaban años suficientes.

6 comentarios:

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

...bienaventurados los que yacen en el fondo de un pozo, porque de ahí en más todo lo que hagan será para subir.

Un beso grande

Juan

Otro si digo: Solo pasa por una decisión y dos amigos.
La decisión es la de dar vuelta la hoja definitivamente, y los dos amigos son el tiempo y el silencio.

Un beso más.

Juan

Amaya dijo...

Tocar fondo es a veces indispensable para partiendo de cero enderezar el camino, pero yo admiro a aquellas personas que son capaces de asir con fuerza las riendas del caballo desbocado de la vida, antes de que las tire al suelo
Pasear por tus letras ,Andrea, es siempre un viaje emocionante al interior del ser humano
En tus textos nos abres las ventanas del corazón de toda esa gente anónima que se cruza con nosotros por la calle, y que debajo de su rostro inexpresivo siente en carne viva los colores de una existencia que no termina de entender, y por la que lucha, sin saber muy porqué ni cómo.

Besos y un fuerte abrazo

Mixha Zizek dijo...

Al llegar a un momento determinado de la vida, tiene uno que organizar toda su vida y examinar y ver si es posible solucionar y encontrar respuestas a lo inevitable. besos

Emilio dijo...

Tocar fondo para volver a emerger con más fuerza y más ganas, confiando en uno mismo, sí: lo explicas muy bien en este bello texto.

Abrazos.

Clara dijo...

Tocar fondo.No era tan horrible.Oscuro sí.La decisión de emerger nos da carburante,somos capaces de ubicarnos,volver a mirar y seguir el plano.

Un abrazo

Andres dijo...

acertadas reflexiones