jueves, 25 de febrero de 2010

Esta noche.


No me sale la voz, tu mirada corta mi respiración, mis manos tiemblan sin control, deja que apoye mi frente sobre tu pecho, me siento pequeña y frágil. Acabo de verlo con claridad. Si no eres tú no será nadie más, no volveré a intentarlo, ya no. Tu presencia me marea, me encamino hacia la cama con el alma encogida y el corazón abierto, quítame el miedo. Si me besas tal vez logres que se me olvide el temor, si me acaricias con esa intensidad tan tuya, tal vez logres que me implique de verdad hasta el fondo. Tal vez me abandone por fin y me atreva a disfrutarte con todas las letras. Es la noche perfecta porque, como dice la letra de aquella canción: esta noche..Moriría por vos.

12 comentarios:

Yo dijo...

Moriría por vos,para volver a vivir y morir nuevamente, pero en tus brazos.


un saludo

alma dijo...

Yo también me siento pequeña y frágil...

Besos muchos!

media luna dijo...

Ese miedo...Ese miedo que parece que fuera a curarse (y se cura) con una caricia, y sin embargo persiste para no olvidar que hay que acariciarse todos y cada uno de los días... O moriré de amor, aunque algunos dicen que existe la resurrección. Eso dicen. Pero por si acaso, hagamos de esta noche, la noche perfecta.
Un beso Andrea.
Nos vemos.

Alimontero dijo...

Me quedé en que estabas sobrepasada....me alegro que hayas reflexionado, de lo contrario no estaria leyéndote.. me alegro por tí y por todos nosotros!!

un abrazo,

Ali

p.d.estaré en Madrid para Semana Santa...;-)

DIAVOLO dijo...

MARAVILLOSO.

Es cierto que los besos y caricias apaciguan el miedo, lo expulsan para dejar paso a otras sensaciones mucho más gratas... porque con miedo no se vive.

Besos, mi niñaaaaa.

moderato_Dos_josef dijo...

Preciosas sensaciones Andrea, me las llevo puestas esta mañana también,y al fin, soleada. Una maravilla leerte siempre.
Un beso.

Mai Puvin dijo...

A veces se desea pedirlo a gritos, Andrea, pero cómo liberarse y entregarse sin más...

Moriría por él o en sus brazos...

Abrazos, besos y buen fin de semana.

El futuro bloguero dijo...

Nunca digas nunca jamás. Siempre habrá otras manos, otra mirada, otro tacto, otra piel...

(espero)

BRILLI-BRILLI dijo...

Apoyar la cabeza en el pecho de la persona que deseo...moriría por hacerlo...

Besos

Fernando dijo...

y fue?...o queda para el sumario?..besos.

Inés dijo...

Andrea, qué bonito, qué maravillosas tus palabras.
Moriria por vos, en tus manos, en tu boca y en tu cuerpo, perteneciendole por completo y después de ese amor, no hay nada.
Yo también lo haría.

Muchos besos Andrea,
me encantó, me emocionó

Inés dijo...

Andrea, qué bonito, qué maravillosas tus palabras.
Moriria por vos, en tus manos, en tu boca y en tu cuerpo, perteneciendole por completo y después de ese amor, no hay nada.
Yo también lo haría.

Muchos besos Andrea,
me encantó, me emocionó