domingo, 18 de octubre de 2009

Respiro

Entonces respiro. El aire entra repentinamente en mis pulmones. Una hora después me encuentro mareada pero viva, hablando con mi amiga.

- Tendrás que ir tú, ya ves que no puedo caminar. Creo que tengo la pierna rota.
- No te dejaré aquí con estos dos.
- Míralos, no pueden con su alma. Están bastante peor que yo y encima borrachos. No ocurrirá nada, tienes que ir a por ayuda.
- Me llevará un par de horas llegar a la ciudad, por aquí no pasa un alma y el trayecto será lento. Me duele todo.
- Lo sé. Tranquila, no nos moveremos de aquí, tengo una botella de agua y un chocolate. Vete por favor, no dejes pasar más tiempo.
- Ok.

---------------------------------------

- Rubia.
- Qué quieres.
- Lo siento.
- No me digas.
- Estuvimos en una fiesta en la playa. Bebimos demasiada caipirinha.
- Pues no deberías haberte detenido entonces. Juega con tu vida si quieres, pero no con la de los demás.
- No me di cuenta de mi estado, pensé que controlaba más. ¿Cómo te llamas?
- No te lo diré. No me hables, déjame en paz.
- Mira, está anocheciendo.
- ¿Y qué?
- No me encuentro bien. Me duele y tengo frío.
- Espera. Toma, bebe un poco de agua y una toalla.

Descubro sus ojos. Son claros y bonitos.

- Lo siento.
- Déjalo ya.
- Eres muy guapa ¿Te duele la pierna?
- Sí.
- Esa estrella brilla tanto como tus ojos. Mírame otra vez.


Al llegar, la ambulancia descubre a tres personas. Una durmiendo; las otras abrazadas y en paz disfrutando de un nuevo presente construído en un pequeño lapso de tiempo. Las segundas oportunidades otorgadas con fe, logran imposibles.


21 comentarios:

Ruth dijo...

Guauuuuuuu, menudas historias nos cuentas. Me encantan las situaciones surrealistas que llenan nuestra realidad.

Besos.

Lola Mariné dijo...

Una historia esperanzadora. Ojalá les sirviera de aviso a muchos jóvenes para reflexionar.

Gonzalo Vázquez Gabor dijo...

los últimos párrafos exquisitos, terminaste con maestría, aunque debo serte franco ...

yo quería más !

Besos Andrea, que tengas una muy buena semana

Diego Jurado Lara dijo...

Me ha sorprendido. Muy curiosa. Me ha gustado.
Un abrazo.
Diego

jorge dijo...

me gusta el giro final de esta historia.

Las segundas oportunidades se aprovechan mejor, porque ya se tiene la experiencia de la primera.
Y saben muy bien.

Pilín dijo...

Me encantó. Pero sin duda, me quedo con la frase final "las segundas oportunidades otorgadas con fe, logran imposibles". Me la anotaré para no olvidarla.
Gracias guapa!

Amaya dijo...

Los mejores momentos, a veces, se encuentran escondidos en una mirada, y hasta que no tenemos la ocasión real de enfrentarla..no descubrimos ese maravilloso mundo nuevo.

Mil besos Andrea

Inés dijo...

Maravilloso Andrea, de verdad.
Tus relatos están vivos, son maravillosos (aunque me repita!!)

Muchos besos para ti,
me encantó, habrá tercera parte? dime.. ;)

Dean dijo...

Pues yo me he llevado un buen susto, aunque sabía que después el desenlace no sería tan trágico. Las segundas oportunidades hay que aprovecharlas muy bien, la vida no suele dar muchas.
Un saludo.

Mcrow dijo...

Me gustan los finales felices.
Siempre es un deleite leer tus posts Andrea.

Un gran abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Saltó la chispa.
Puede pasar en cualquier momento y lugar.
Me gustó.

Besos.

El futuro bloguero dijo...

El tipo sería un borrachín y un inconsciente al volante, pero le supo camelar con los ojos y las estrellas.

Innegable arte el suyo.

Bonito relato, y con buen final.

YoMisma dijo...

Muy bonito.

Tus historias son apasionantes.

Saludines,
YoMisma

sunny dijo...

soñar cuesta poco
pero los ojos claros tambien me gustan

abrazos

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Cierto ese final de esperanza que tu misma llamas fe.
Un beso.

Menda. dijo...

(Qué guapa en facebook, mon dieu!!!). Las capirinhas es lo que tienen, que entra una modorra que pa' qué.......

Mariana Castrogiovanni dijo...

jeje, curioso, yo también me quedé impresionada con lo guapa que estás en la foto del Facebook! (y aclaro que no me va el "pan con pan" jejeje)
La historia, increíblemente bien narrada. Ya te vamos conociendo... es que tienes el NO difícil!!! jajaja
Besos guapa

Andrea dijo...

Gracias a todos por los comentarios, siempre es un alegría tenerlos por aquí. Marian, Menda esa foto tiene unos 6 años o así, y debo confesar que la ha tratado un amigo fotógrafo que hace unos trabajos estupendos, quedó tan bonita que suelo utilizarla como foto de perfil pero no es la realidad, faltan las arruguitas! jaja, que ya están instaladas muy cómodamente en su sitio. De todas formas gracias por el elogio chicas, muchos besos!!

ulises dijo...

Que mal rollo lo del autostop. Se ve que no os asustan las pelis americanas de psicópatas.

Emilio dijo...

Bien por esos diálogos, y el final, aunque no lo esperaba así, te quedó muy delicado y exquisito.

La foto del facebook bien, pero en vivo mucho mejor. :)

Besos.

Pharpe dijo...

Espectacular historia y que debería hacer reflexionar a mucha gente que se tira a la carretera como si fueran los dueños e todo. Besos