jueves, 29 de octubre de 2009

Esos días.

Esos días en los que te ocultas y no sabes bien por qué, en los que nada te conforma, el mundo es extraño, los silencios duelen y la mente trabaja a toda leche, dando forma, cuerpo, a las ideas. Un remolino sin forma que no encuentra su lugar. Lectura rápida, casi a escondidas, que no me vean leer, leer es permanecer inmóvil más tiempo del que se debe en un mundo con prisas, sin embargo necesito hacerlo, y me da igual que se enfaden y me recriminen, si, lo sé, me retraso en mis obligaciones. Apelo a al egoísmo, al 'no me importa', no, no me importa, nadie saldrá perjudicado si no me paso hoy por el banco, o si no me da la gana cocinar, que se apañen, hoy quiero escribir. Leer a Bukowski no es buen plan por la mañana, hace que mi estado de ánimo decaiga, pero no puedo evitarlo, entrar en su mundo es turbio y dulce a la vez. Después de un par de poemas crudos y 'sucios' de los suyos, cojo el libro "Nace tu cuerpo en mis labios" de mi amigo Emilio Gómez, y leo ésto: 'Desperté de un largo sueño y lo primero que vi fueron tus labios sonriendo, tus ojos desbordando amor'. O ésto: 'Vagué mucho tiempo en el silencio de la noche sin saber que tú también me buscabas. Ahora te siento a la luz del día y tu luz me sorprende'. Una ola de ternura me invade, lloro un poco a modo de desacarga, dejándome llevar por la emoción, palabras duras, palabras tiernas, sin embargo fuertes, las dos. Ahora sí me voy, mis obligaciones me esperan, me gusta robar tiempo al tiempo, de vez en cuando lo desafío, para que no se crea el dueño del universo..

21 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Bien hecho.
Al tiempo hay que darle de vez en cuando alguna lección que es un dictadorzuelo de cuidado.

Besos.

Dean dijo...

Ya sabemos que al final el tiempo nos gana la partida, mientras tanto haremos eso, tratar de manejarlo, de llenarlo a veces, de exprimirlo otras, hasta que nuestro reloj se detenga.
Un saludo.

jose rasero b. dijo...

No hablemos del tiempo, que se nos pasa...
¿Bukowsky por la mañana? Vale, probaré...
Bessos Andrea!

Gonzalo Vázquez Gabor dijo...

tiempo solo nuestro, muy buen tiempo
tiempo de compromisos, mal día pal gaucho ...
abrazos dreíta!

Emilio dijo...

¡¡Andrea!!
No sé qué decirte; sólo que me ha emocionado ver mi nombre reflejado en uno de tus escritos.

Me agrada mucho que te guste mi libro, incluso que te llene de emoción... me has dejado sin palabras.

Sólo puedo decirte, amiga mía, que para lo que necesites, me tienes; no tienes más que llamar a mi puerta, y ahí estaré.

Muchos besos y un fuerte abrazo.

sunny dijo...

saltar, sobre la cotidianidad,
convertir los obstáculos en espejismos

abrazos!

Jesús Arroyo dijo...

Andrea:
Si es que el amigo Emilio... es mucho poeta.
También a mi me gusta desafiar al tiempo ¿qué se cree? ¿qué todo lo puede? ¿qué todo lo marca? De eso nada, nostros somos sus únicos vencedores.
Un beso.

© Reina dijo...

Andre, realmente leer a Bukowski durante esos días no es buena idea, no. Pero qué placer tan grande sentarse (o mejor tumbarse) con un libro entre las manos y leerlo de "un tirón", piensen lo que piensen los demás.

Un besito y buen finde.

Post.- Preciosos los textos trancritos de Emilio!!!!!!

Clara dijo...

Andrea,yo también intento ganar esos pulsos al tiempo,cuando hago
listas de lo mejor,no podría prescindir de leer, entiendo lo de
Bukowski,despierta miedos escondidos, pero tbn ternura.

Un abrazo

jorge dijo...

"leer es permanecer inmóvil más tiempo del que se debe en un mundo con prisas"

Aqui es cuando ganas el pulso.
Cuando elijes hacer lo que quieres y no lo que "debes".

Porque en realidad debes hacer lo que quieres.

Hay Bukowski para todas las horas, si no fijate en el regalo que te dejo:

hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir pero soy duro con él, le digo quédate ahí dentro, no voy a permitir que nadie te vea.

hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir pero yo le echo whisky encima y me trago el humo de los cigarrillos, y las putas y los camareros y los dependientes de ultramarinos nunca se dan cuenta
de que esté ahí dentro.

hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir pero soy duro con él, le digo quédate ahí abajo, ¿es que quieres hacerme un lío?
¿es que quieres mis obras?
¿es que quieres que se hundan las ventas de mis libros en Europa?

hay un pájaro azul en mi corazón
que quiere salir pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir
a veces por la noche cuando todo el mundo duerme.
le digo ya sé que estás ahí, no te pongas triste.

luego lo vuelvo a introducir, y él canta un poquito ahí dentro, no le he dejado morir del todo y dormimos juntos así con nuestro
pacto secreto y es tan tierno como
para hacer llorar a un hombre, pero yo no lloro,
¿lloras tú?

Anónimo dijo...

Sí no puedo hacer a menos ... Que pasar por acá, de vez en cuando .... así como vos escribís, así te leo ... de un tirón! .... Y así me voy, rápido, rápido .... Me gusta encontrar tus letras .. de vez en cuando ...

Un beso grande
Albert

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Dejarse llevar...la verdad es que muchos tendríamos que hacer este ejercicio.Saludos.

Noesperesnada dijo...

Si cada vez que le ganas una batalla al tiempo produces textos como este, bien vale la pena seguir desafiándolo y que mejor que empuñando un buen libro. Ha sido un gusto dar una vuelta por tu blog.

Pilín dijo...

Me encanta eso de robar tiempo al tiempo, escaparnos de sus garras, no dejarnos atrapar. Es tan difícil ir a contracorriente hoy en dia, en contra de las prisas, detenerse a disfrutar del momento...
Luchemos contra él y seamos conscientes de ese presente.

WHO dijo...

Suelo hacerlo a menudo, como buscar una canción en mi discoteca y escucharla, como si fuera la única vez que puedo hacerlo.
Estos pequeños regalos, hace que seamos quienes somos y nos llenemos de energía para emprender lo que venga después.
Un beso robado, Who.

Lola Mariné dijo...

No creo que leer sea permanecer inmovil; quizas aparentemente, pero todo se moviliza por dentro: la mente, el espiritu.
Vale la pena robarle ese tiempo al tiempo, es el tiempo mejor aprovechado.
Buen finde.

Ruth dijo...

Extraños juegos con el tiempo estos que te gastas, sin duda aposionantes.

Besos Andrea.

Nelson Diaz dijo...

Y por el reflejo de tu belleza, y todo lo hermoso que de tus talentos, sensibilidad y emociones nos transmites, no me queda duda de que que muy bien librada ha sido tu batalla... ¡y vas ganando!!! Un abrazo full cariño mi estimada y siempre admirada Andrea, todo un placer leerte : )

SOMMER dijo...

Añoranzas de otoño...

Mcrow dijo...

Me identifique con esto mas de lo que te puedes imaginar Andre.

Un beso

huir dijo...

los silencios se transforman en palabras fugitivas no exentas de cariño ni de vuelo

yo no me he ido