miércoles, 4 de febrero de 2009

Hombres

Hoy me gustaría ceder el protagonismo a los hombres, ellos también lloran. Me ha encantado este artículo de la psicóloga argentina Sandra Lustgarten, en el que podemos encontrar algunas pautas de conducta que ellos insisten en ocultar, por diferentes motivos. Desde aquí mi saludo cariñoso para todos ellos.

Dicen por allí que los hombres no lloran. ¿Por qué no debieran llorar, ni sentir? ¿Acaso están constituidos de otra materia que no es la humana? Los hombres también lloran, lo que pasa que intentan hacerlo a solas para mantener una identidad que les permita seguir siendo machos. Los hombres se angustian, los hombres sufren de ataques de pánico y de ansiedad, los hombres son también débiles frente a los sentimientos, los hombres también niegan y son estafados emocionalmente, ellos también pierden, ellos se someten, hay hombres golpeados, etcétera. Ponemos al hombre en un lugar de rigor, creemos que suele acomodarse fácilmente en las situaciones de dolor, lo vemos con una fortaleza incomparable y creemos que es invulnerable al dolor, lo estigmatizamos. Sin embargo, señoras, lamento desilusionarlas pero soy testigo fiel de que ellos también son de carne y hueso y padecen situaciones de sufrimientos al igual que las mujeres. Lo único que los hombres aún no pueden sentir es el nacimiento de un bebé, todo lo demás que hace a la función humana ataca al sector masculino, aunque a las mujeres les pese que les quiten ese lugar privilegiado de víctimas. Los varones también relatan victimizarse frente a ciertas conductas femeninas que les producen impotencia, su dolor es intenso y algunos tardan mucho tiempo en reparar situaciones que los han asomado al fracaso y a la denigración. Muchos no lo resuelven nunca y quedan instalados en esta agonía sin encontrar el camino de la felicidad.
Antes solían mantener sus fracasos en secreto, sin mostrar el sentimiento que les provocaba dicha situación. Actualmente, se animan a contar sobre sus desgracias, no sienten temor en mostrar sus debilidades. Antes creían que además se mostrarían sensibles y con características y rasgos puramente femeninos y sinceramente sentían que esta vergüenza era peor que la de saberse incomprendidos. Suelo atender a una gran gama de hombres con principio de depresión o en estados depresivos, con intento de suicidio, hombres que se vuelven herméticos, otros que se encierran en sus casas y no quieren salir al mundo después de una desilusión por temor a volver a vivir una experiencia dolorosa, etcétera. Creemos que el hecho de tener más fuerza los vuelve fuertes y no es así, olvidamos que los sucesos de la infancia también trauman a los varones que no han podido resolver sus inseguridades profundas y los propios temores.
Tengamos piedad de ellos, seamos misericordiosas, ya que ellos necesitan mucho del amor femenino, ellos también estuvieron alguna vez en el regazo de una mujer, y se sintieron contenidos, entonces ¿por qué no deberían añorar aquellos tiempos en que dependían de una mujer que los llenase de todo aquello que necesitaban para subsistir? ¿Cuántas de nosotras hemos calmado aunque más no sea una vez en la vida las ansiedades y angustias de un hombre desafortunado que ha sufrido por amor?
Ninguna puede negar que ha sido abastecedora de un varón, que lo ha ayudado a llegar a la cima de su trabajo, que lo ha apoyado en sus peores momentos, que ha completado sus vacíos e intensificado sus deseos de logro, que ha sido una fiel seguidora de sus convicciones y que ha limitado sus extravagancias, que lo ha aconsejado frente a sucesos indisolubles. Entonces, tomando verdadera conciencia de las veces que nosotras las mujeres solemos ser el bastón que ellos necesitan para apoyarse, reflexionemos al respecto y entendamos que los hombres también son de carne y hueso y que sufren.

20 comentarios:

Elisa dijo...

Totalmente de acuerdo, pero...en mi arriesgada opinión creo que llorar no siempre vale. Ni para hombres, ni para mujeres. Creo que llorar es bueno, y a veces, hay que hacerlo. Hay que desahogarse, pero llorar todo el tiempo...no vale. Al final nos convertimos como niños que cuando quieren llamar tu atención, empiezan a llorar sin parar. Me gustan los hombres sensibles, si tienen que llorar...que lo hagan, igual que nosotras. Pero de forma limitada, como algo excepcional..y no habitual. Porque eso...acaba cansando al más paciente. Y es que algo de razón tenían The Cure cuando decían eso de Boys dont cry....

Un poco de amor propio...tampoco está demás.
un besazo

Adolfo Payés dijo...

Claro que los hombres lloramos es parte de nuestro ser...

muy bello tu post, y sobre todo borrando ese estereotipo del macho que afecta la imagen del mismo...

saludos fraternos con mucho cariño

zonacero.eu dijo...

Gracias wapa...

La verdad es que estoy bastante agobiado y estresado con asuntillos, un respiro no me vendrá mal xd.

Muy interesante la entrada de hoy y con que razón xd ;)

Saludos!

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Reprimo llorar muchas veces... a veces al día, por vergüenza. El nacimiento de un bebe me hace llorar... siempre, y otras muchas cosas.

Nerina Thomas dijo...

Si por supuesto que lloran y demás, lo que ocurre que luego se olvidan y repiten las historias, porque de fondo no elavoran situaciones. Casi siempre siendo terapeuta de Reiki, lo vivo a diario, son secuencias de su madre,
Ojalá se vean más sinceros alguna vez.
mi cariño

Nerina Thomas dijo...

Si lloran a escondidas, qué diría la gente si los vieran. Siendo terapeuta de Reiki, lo veo a diario. Deben generalmente, solucionar conductas que arrastran desde el vínculo con la madre.
Casi siempre es así. Hay madres y madres!! arruinan a sus hijos, por estar sobreprotegidos en algunos casos, un mimo al alma!1

Nerina Thomas dijo...

Perdón, creí que se había borrado. Me falta mucho aprender con esto de la máquina y la poca velocidad, en este caso que no estoy en casa. Seoas disculparme amiga!!

Andrea dijo...

Claro Elisa, siempre hay excepciones y simpre habrá quien se vaya a los extremos, llorando de más o callando de más. No es fácil encontrar el equilibrio, un beso.

Andrea dijo...

Si Adolfo, se que los hombres lloran, y me gusta que lo hagan, me gusta que se manifiesten, que hablen. Suelen callar muchas cosas, demasiadas, que con el tiempo acaban haciendo mucho daño, un abrazo, gracias por la visita.

Andrea dijo...

Darri un beso, te leo.

Orientador, esta bien reprimir el llanto en determinados momentos (para no llamar la atención) pero en casa, a solas, no veas como te desahogas. Te lo dice una experta! jaja Un beso!

Andrea dijo...

Hola Nerina, me alegra tenerte por aquí, pues las mujeres estamos para eso verdad? Para ayudarlos, guiarlos, y acompañarlos. Tenemos instinto maternal de sobra, para nuestros hijos y para nuestros hombres. Un beso!

Inga Luv dijo...

Es obvio, que aunque con algunas actitudes diferentes, han de sentir lo mismo que nosotras. Tal vez está bien la diferencia, el que no lo muestren tan abiertamente, incluso el que se escondan. No me cabe la menor duda de que sienten, sufren, aman, lloran, ríen... viven.

Un abrazo!

cristal dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Andrea, pero los que más abundan, o por lo menos con la mayoría de los que yo me he topado, son los que van de supermanes y te tienen que estar dando lecciones de todo. No se puede generalizar ni a la hora de hablar de los hombres, ni de las mujeres, hay que hablar de personas y en ese aspecto hay hombres más sensibles que otros, pero hay que reconocer que les sigue costando mucho mostrar sus debilidades, reconocer que nos necesitan. Un abrazo fuerte

Fermín Gámez dijo...

Si un hombre no llora, es que quizás ha dejado de ser un hombre y ya no existe.
Creo que todo ser humano tiene capacidad de llorar, aunque pretenda hacer creer que es incapaz de ello.

moderato_Dos_josef dijo...

Y cómo lloramos! Sé que hay hombres que lloran más que las mujeres, eso no tiene que ver con la hombría, es una estúpida falacia con la que hay que acabar. llorar es natural; además yo lloro por muchos motivos: de amor, de alegría, de rabia, de tristeza etc, y mucha gente igual. Encentado de visitarte y encontrarme este post. Me llevo tu link y me apunto a seguirte. Un abrazo!

Andrea dijo...

Inga luv, es verdad lo que dices, sencillamente viven, no se si está bien la diferencia pero, en fin, algunos se sienten mejor si ocultan sus sentimientos, supongo que se sienten menos expuestos. Un beso.

Andrea dijo...

Si Cristal, les custa mucho, de eso habla el artículo, de sus debilidades, de sus miedos, callan y vuelven a callar, son sensibles si, pero no quieren demostrarlo, desde luego no se puede generalizar como dices, hay de todo pero a mi lo que más me ha sorprendido de ellos es el silencio, su 'no demostrar'permanente. Un abrazo.

Andrea dijo...

Moderato, encantada de recibirte, espero que te gusten mis cosillas y me alegra que llores. Un abrazo para ti también.

Groucho dijo...

SPENCER TRACY EN LA PELICULA - LA COSTILLA DE ADAN - LE ENSEÑA A CATHERINE HEPBURN COMO LLORANDO SE CONSIGUEN COSAS.
BESOS...

Anónimo dijo...

Hi!


FREE ebay has finally arrived in the 21st century" at http://www.BuySellDirect.net

Introduce http://www.BuySellDirect.net FREE service to all my friends and family and do them a favorite.