sábado, 4 de mayo de 2013

Menos mal


Con el tiempo lo ves,
lo importante permanece.
Sólo con el tiempo confirmas 
que fue importante.
Aquello te cambió, eres otro. 
La esencia del ser que
originó el cambio te acompaña.
Ahora es tuya, te guste o no.
En mi armario guardo muchas.
Algunas buenas, otras no.
¿Recordaré este año en el futuro? 
Eso parece.
El año que me abrió 
tarde los ojos, el más llorón.
El que me obligó a desear,
a viajar, esperar y decidir.
Un año caprichoso, soy más mujer.
He perdido fuerzas, qué más da. 
No es necesario buscar nada ya.
Menos mal. 




1 comentario:

JUAN dijo...

¡Felicidades, Andrea! Por ser tu día como Madre, y por ese cambio que esperanza y felicidad te procura.Saludos.