viernes, 25 de enero de 2013

Si fuese a morir


Si fuese a morir
te llamaría desde
mi lecho de muerte.
Te pediría varias cosas.
Que recordásemos cada
momento juntos por ejemplo.
Te pediría también que
te arrepientas, que te arrodilles,
que me sostengas. 
Que vengas.
Que vengas. 
Que llores e implores,
que hables de cosas, 
de todo, de mí,
siempre de mí.
Antes de morir me gustaría ver
tu rostro y decirte, casi sin voz,
que mi indiferencia nunca fue cierta,
pura anestesia autoimpuesta.
Que muchos años de mi vida fueron tuyos
aunque tú no lo supieras.
Te pediría que recibas mi desprecio
sin quejas.  
Mi afecto, intacto y sublime
te hablaría de mí noche tras noche.
Antes de morir quisiera una mirada
que me quitase el frío. 
Antes de morir quiero una canción.
Un beso. 
Un rato de sol. 

2 comentarios:

TruHan dijo...

y es que tal ves en eso momento todo se hace dolorosamente real???... o es tal vez el momento para saber si todo lo que fue, era verdaderamente cierto??.

un abrazo

Saudades8 dijo...

Y vives y olvidas el dolor que te hicieron, mira el presente no ese tren que pasó por tu vida queriéndote aplastar, mañana amanece y posiblemente un pajarillo cantará cerca de tu ventana, escúchale, te trae ilusiones nuevas.

Afectuosos saludos,