jueves, 3 de enero de 2013

Escape

Emociones desechables,
prepotentes invasores. 
Cavan bien profundo
para escapar del enemigo,
un exterior lleno de luz
que contamina.


2 comentarios:

Sonia dijo...

Si el exterior contamina, hay que volver a buscar las emociones perdurables en lo profundo del ser

TruHan dijo...

a veces siento que son las emociones las que contaminan mi espacio...

o eran los sentimientos?!...

un confuso abrazo