martes, 27 de diciembre de 2011

Hechizo

Dedicó demasiadas horas a la nada, la nada solía pasar factura con los años. Convirtió la espera en arte y comenzó a disfrutarla. El reino del absurdo se encontraba lleno, para qué engrosar sus filas. El rebaño tiró de ella pero de alguna forma se las arregló para mantenerse fuera, donde el aire y las experiencias conseguían mantener su dosis de originalidad. Cargaba su temor a cuestas y amaba, porque comprendió que si lo hacía el miedo era menor. Esgrimía su autenticidad como una espada y sonreía, porque comprendió que la sonrisa otorgaba una gota de coherencia a sus impulsos. Transgredía una y otra vez con alegría porque sí; su mirada hechizaba más cuando rozaba la libertad.

2 comentarios:

Groucho dijo...

Un consejo de Grouchomaniaco para ti,Andrea “Que nunca te falte un sueño por el que luchar, un proyecto que realizar, algo que aprender, un lugar a donde ir, y alguien a quien querer…”

Y una recomendación para el año que empieza…

Recuerda que hay dos palabras te abrirán todas la puertas:

“Tirar y empujar”

Toda cuestión tiene dos puntos de vista el equivocado y el tuyo.

¡¡¡FELIZ AÑO 2012!!!

Antonio H. Martín dijo...

Feliz año nuevo, Andrea.

Un abrazo.

Antonio