lunes, 27 de diciembre de 2010

Sonrío


Continúo mi recorrido sin evitar lo inevitable, me dejo arrastrar hacia mi destino, quién sabe, tal vez llegue a la cima antes de lo esperado. Vislumbro el calor de unos brazos ansiosos por abrazar, generosos y amables. Me dejo, me sé deseada y esperada, me dejo. Me entrego ciega y confiada, me dejo. Muero un poco y otro más, me dejo y no pienso, me dejo por completo, me dejo y sonrío, me burlo de la vida cuidando mi momento, es mío, sonrío por eso.

2 comentarios:

Menda. dijo...

Como para no sonreír con una Coronita!!!!!!!!!!!


Feliz 2011, mi niña.

Anónimo dijo...

Si, probablemente lo sea