domingo, 22 de noviembre de 2009

Terapia.




-Hola.
-Hola, ponte cómoda y cuéntame.
-Me han dicho algo que..
-Qué.
-Alguien me ha dicho que soy la persona con el interior más bonito que ha conocido en su vida.
-Guau, que gran elogio.
-Pero no le creo.
-¿Por qué no?
-Seguro que lo dijo para ligar, para llevarme a la cama.
-¿No confías ya en nadie verdad?
-No, ya no.
-Debes aprender a confiar otra vez.
-Bah, no tiene sentido, con interior bonito o sin él te joden igual.
-Llevas dos años haciendo terapia para tratar de pensar de otra forma. ¿Lo has olvidado?
-No, no lo he olvidado, pero no encontré nada que me ayude a cambiar mi forma de pensar, no me has ofrecido nada, las palabras no alcanzan. ¿Dónde están los hechos?
-Los hechos debes crearlos tu.
-Pues ahí lo tienes, no soy capaz. Moriré en un mundo de palabras que no me llevarán a nada.
-Comprender siempre te lleva a algo.
-Pobrecilla, lo tienes difícil porque NO COMPRENDO ni comprenderé jamás este mundo de mierda.
-Intenta ser positiva.
-No puedo, soy demasiado realista.
-Y qué te dice tu realismo.
-Que no vale la pena cambiar, que estoy sola y que somos títeres.
-Estás sola porque quieres, tienes unos cuantos tíos detrás.
-Si, pero no me entienden, así que mejor sola, prefiero NO compartir porque hacerlo significa extender los brazos y dejar que te coloquen las esposas, y no estoy dispuesta..
-¿Qué es lo que quieres en realidad?
-No lo se, tal vez acabe mis días en un convento, dedicada a los demás y a alimentar mi espíritu, esperando la muerte en soledad y en paz..


Imagen: Constanza Felippelli http://www.flickr.com/photos/coni22/

23 comentarios:

Bolzano dijo...

¿Tiene sentido irse a un convento en los tiempos que corren?
Supongo que la desesperación interior lleva al personaje a planteárselo, pero yo le aconsejaría que no lo hiciera y siguiera caminando por el mundo sin mirar atrás.

Saludos

DIAVOLO dijo...

No quiere que le pongan "esposas", pero estás dispuesta a encerrarse para siempre esperando la muerte en soledad???? Cuánta confusión, supongo que generada por un desamor...

Cielo, espero que esa mujer no seas tú.

Besos.

Andrea dijo...

No soy yo Mario tranquilo, es un relato, aparentemente la protagonista está confundida y cansada, veremos qué historia nos cuenta y como continúa, un beso, gracias por preocuparte :)

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Bueno, lo del convento está muy bien para una semana o diez dias. Es una verdadera cura. Es posible que a la protagonista le venga bien porque ayuda es como la llamada al 112.
¿Dices que el relato sigue?
Besos, Andrea.

Alimontero dijo...

Me gusta tanto leerte, todo es tan natural, que pareciera que escucho hablarlo, como si estuviera en una cafetería...
Muchas veces me plantée eso de un Convento, claro que era de un modo metafórico... "escoger estar sola y en silencio"... es lo que entendí de tu entrada.

Bella semana para tí!

Besos,

Ali

Mcrow dijo...

La sabiduría ancestral dice "Más vale solo, que mal acompañado"

Un abrazo Andreita

alma dijo...

La desconfianza...Cuándo se instala en nuestra vida, cuesta desprenderse de ella.

Besote Andrea

WHO dijo...

Desde el nihilismo que le invade todo es posible, su descreimiento no puede crecer más.
Veremos si decides que debe remontar, su decisión será compleja por la sencillez que entraña.
Espero que seas fiel a tu estilo realista, sin artificios ni falsas quimeras.
Muy buen planteamiento, un beso, Who.

RAMPY dijo...

HOla, Andrea, después de mucho tiempo, vengo a tu casa a dejarte un saludo.
Un rampybeso.

ROCIO dijo...

Ante la desesperación se piensa en todo, pero como dice Jesús para unos días de relax y nada más.

Espero que estés bien de todo.

Un abrazo.

Rocío

jorge dijo...

No.

No hay que cargar con las culpas del anterior al que llega nuevo.

Esta muy bien aprender de la experiencia, pero no desconfiar de quien no ha dado motivos.

Que se lo haga ver. Sino sera infeliz, y ella sera la que ponga la semilla.

¿Un convento? Vaya a donde vaya se llevara sus angustias.

TORO SALVAJE dijo...

Esa paciente me resulta muy cercana.
Tiene toda la razón del mundo.

Besos.

Menda. dijo...

Menos terapeutas, y más leerte. A mi me va de vicio así.

Anónimo dijo...

ah la soledad, bella compañera...
como no he de amarla, si de mi me cuenta historias de tiempos preteritos, conoce mis sueño, mis deseos mas ocultos.

no hay mejor momento para encontrarse que abrazado a ella.

Capitán Clostridium dijo...

¡Déjate de vida monacal! ¡Vaya aburrimiento! Creo que la clave en la relación con los demás es nunca esperar nada. Ayuda a ser más feliz y a no llevarse desengaños.

Saludos, Andrea, después de mi largo exilio de ultramar, vuelvo siempre a tu blog.

e-MAR dijo...

Esta vez me aplico yo el cuento y me mento en un convento.
Porque a mí también me suena esta historia...
Un saludo

Diego Jurado Lara dijo...

Me has dejado con las ganas. Está muy interesante. Y el fondo...
Un abrazo

Antonio Castellón dijo...

Hola, Andrea.

Yo ya vivo en un "convento", jeje, en mi casa, de la que casi no salgo. Compro el pan y me vuelvo corriendo.
Y es que todas las chicas me acosan por la calle.
Y estoy "cambiando": hago lo que puedo por ser cada día más feo.

Un abrazo.

SOMMER dijo...

Yo estoy con la protagonista en que a veces es mejor estar solo que mal acompañado.
Hay que seguir buscando la buena compañía...

alfredo dijo...

que puedo decir. he aprendido -con golpes- que todo quien se acerca a elogiar solo lo hara hasta que no se sienta amenazado. las personas son egoistas, y siempre estaran sus intereses por sobre los del resto. somos funcionales: nos tienen mientras les servimos.

como al personaje, la buscan para follar. diran todo lo que puedan, hasta conseguir. luego, se deshecha.

el problema radica no en ser desconfiado, sino en ser inocente, en creer en la gente. alguien puede mirarte a los ojos tan solo para tratar de buscar con qué perjudicarte. es realismo, somo realistas: aunuqe se instale la fe, duele siempre perder la inocencia. creer. creer. es tan facil creer... pero jode mucho la decepcion.

no obstante, creo que la decepcion sirve para no equivocarnos. el personaje de tu relato ya sabe que sucedera: si acepta los halagos y termina en sexo, no se sentirá culpable, porque siempre sabia que pasaría.

la primera vez es la que mas jode: despues nos endurecemos.

virgi dijo...

Es que estamos solos desde el principio de los tiempos, lo que pasa es nos damos cuenta bastante tarde.
...mmmnnn

media luna dijo...

Pues yo le diría que si alguna vez alguien vuelve a decirle un piropo tan bonito, se cerciore bien por qué se lo ha dicho. Qué le ha mostrado ella para que la hayan visto tan guapa. Si no ha dado nada, difícilmente podrá creer al chico. Y si lo ha dado, quizá sea la hora de creer en ella.
Un beso. Linda terapia.

sunny dijo...

unos dias de retiro a veces son imprescindibles

cariños