domingo, 8 de noviembre de 2009

México (III) Final.



¿Pensar? Mejor no. Mejor cogerlo de la mano, caminar tranquilamente hasta su hotel, subir a la habitación en un cómodo silencio apoyando mi cabeza sobre su hombro en el ascensor. La mente en blanco, así, sin más, entrar y dirigirme al baño, a la ducha. Necesitaba permanecer un rato bajo el agua para mantener la mente tranquila y vacía. Me atreví a quitarme la ropa en su presencia sin mirarlo, y entré en la bañera invitándolo a seguirme. Meneó suavemente la cabeza con una sonrisa en los labios.

- Eres increíble.
- Qué va. ¿Vienes o no?
- Voy.

No quise mirar nada, para qué romper el encanto pensando tonterías banales. Daba igual que fuese gordo o calvo, (no lo era). Sólo sabía que me sentía bien, a gusto. Sentirme deseada de ese modo me daba una fuerza especial, me llenaba de energía.
Ya en la cama las cosas siguieron su curso. Sentíamos demasiado. ¿Cómo imaginar que abandonarme en manos de una persona experta, que ha vivido lo suyo, podía llegar a ser tan excitante? Momentos que se grabarían a fuego en mi memoria. Mirada de hombre, mirada de niño ante un objetivo largamente perseguido y por fin alcanzado. Sus sabias manos trabajaban con dedicación. Deja, déjame ahora a mí, quiero darte, demostrarte. ¿Y qué hago contigo? ¿Dónde encajas en mi vida? ¿Cómo acabo el cuento? Qué más da, sé que me implicaré hasta el fondo, soy incapaz de hacerlo de otra forma. ¿Esperamos la mañana? Recibámosla juntos. Traerá el sol y el futuro, junto con el desayuno que tomaremos en la cama.


Imagen: Constanza Felippelli http://www.flickr.com/photos/coni22/

27 comentarios:

huir dijo...

me causa pena esto que cuentas

un beso

WHO dijo...

Carpe Diem.
Estoy de acuerdo, a menudo cometemos el error de pensar en el después en momentos banales como éste.
Disfrutemos el hoy, que el mañana ya traerá lo que tenga que ser, nos sumergimos en el mar de las dudas y los miedos venideros sin darnos cuenta que el presente nos ofrece instantes únicos y perecederos que no merecen ser desatendidos en plenitud porque quizás, sean únicos, no tienen más recorrido.
Me gusta este final por lo que de sensato e inteligente tiene.
Bravo Andrea, Un besazo, Who.

Mcrow dijo...

Muy bonito Andrea.

jorge dijo...

Es el final que tenia que ser.

Hacer lo que se desea, disfrutarlo.

Y esperar el dia siguiente (el futuro) sin culpa.
La vida fluira y nos indicara que es lo mas conveniente.

Y la mejor manera de vivir el sexo es disfrutando de lo que nos ofrece.

Dean dijo...

El sentir suele primar sobre el razonar, es entonces cuando es maravilloso. Al día siguiente puede primar la razón, pero te das cuenta de que ha valido la pena y entonces te sientes lleno.
Un saludo.

DIAVOLO dijo...

Toda esta historia suena TANNN bien... ¡qué envidia!

Besosssss.

TORO SALVAJE dijo...

Que relajado todo y que bien...

Muy bonita historia.

Besos.

Pilín dijo...

Esperaba el final que no me ha defraudado para nada. Me encantó! Bonito momento de ternura en el que hay que dejarse llevar, entregarse por completo al presente y no permitir que interfieran las expectativas de futuro que nos crea la mente. El camino se irá mostrando.
Gracias por los momentos que nos haces vivir.
Un beso.

AnDRóMeDa dijo...

Excelente, Andrea.
Un relato liberador, se me vino una frase de una peli italiana que vi: "io non voglio pensare, voglio vivire!" ;)
Un beso enorme y sigue creando!

Menda. dijo...

Ains, quiero desayunos en la cama...... Me encanta leerte, niña, me encanta!

sunny dijo...

que va, no es el final

una cree que algo asi no es unico,
pero la mente no siempre esta dispuesta a ceder
y no es tan habitual encontrar cariño y entrega

(a buena entendedora....)

e-MAR dijo...

Ya sabes Toro: aplícate esta historia.
Puede que por Cancún...

Una historia muy romántica con buen final. Lástima que haya otras con los mismos ingredientes y esperando tanto tiempo a un "buen desayuno".

Groucho dijo...

¿QUE DESAYUNARON?
ES MUY IMPORTANTE PARA LA CONCLUSIÓN DE LA HISTORIA, ME DEFRAUDARIA QUE TOMARAN CAFE CON LECHE Y UNA TOSTADA CON MANTEQUILLA.
BESOS.
PD.QUE MENOS QUE UN PAR DE HUEVOS FRITOS...

Walter Portilla dijo...

Andrea, pues claro que el desayuno es piel con deseo, y qué más, después de tanto preguntarte si dejas pasar el momento o te lo quedas, decisión acertada.
Siempre me es grato leerte y ver que te luces en descripciones y sensaciones que sólo bien contadas se disfrutan. Un beso Andrea.

media luna dijo...

Hay experiencias dignas de vivirse más allá de sus consecuencias. Más allá de que no sepamos dónde encajarlas. Ya haremos hueco. No queda más remedio después de haberlas vivido (una sonrisa)
Más besos.

Emilio dijo...

Un fnal con mucha melancolía, pero hermoso.

Besos, Andrea.

Bolzano dijo...

Felicidades, que gran final, que gran relato en su conjunto.

Las últimas frases tienen una fuerza brutal. Felicidades de nuevo.

Ah, y el Que va, del diálogo, que mi pintado.

Saludos

virgi dijo...

Me ha encantado, Andrea, aún espero más. Me has recordado momentos especiales...

Besitos y buen desayuno

Andrea dijo...

Gracias a todos por los comentarios, me alegra mucho que les guste, qué ilusión siempre recibir vuestras palabras. Un abrazo enorme a todos y cada uno.

Groucho, podríamos pensar en un desayuno especial: Frutas tropicales, jamón, queso, huevos revueltos, zumo de naranja, y café con leche si, eso no puede faltar. Qué te parece? Un beso! :)

Edu dijo...

Para que esperar la mañana si existe la noche?

Elena dijo...

En el final de tus relatos siempre está la espontaneidad del imprevisto... es sorprendente ese archivo que tienes en el cerebro, en donde se gestan todos esos maravillosos relatos con sorpresa final, breves, como un suspiro e intensos como las miradas adivinadas en ellos.

Alimontero dijo...

Me encanta leerte, te extrañaba, sabes??
Qué lastima lo queme comentas de no poder entrar en mi blog...;-(
Y al fin lo lograste!
Bueno, ya estoy de regreso, con info que no sé como entregar aún, y que es necesario hacerlo, para evitarnos mas dolores a nosotras, las mujeres, y a ellos, hacerlos comprender....;-)

Gracias amiga por tu amistad!

Ali

leo dijo...

.... para que pensar si a veces la vida nos regala? .... esos imprevistos momentos de encuentro ....
un beso entre las nieblas matinales de esta ciudad de partidas y llegadas

Azul Ixcuintla ::::: dijo...

El pasado es pretérito y el futuro incierto, por lo tanto hay que disfrutar el presente...me gusto esta entrada..^o^

Saludos desde la Comunidad PTB!!

GINEBRA dijo...

jajjajajaa, es una historia estupenda, me ha gustado leerte, leerla e incluso, no lo niego, fantasear con ella,jjajajaaja.
Besos

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://pedromillan.blogspot.com/2009/10/wwwexpoautoscommx.html

Gracias

Inés dijo...

me gustó todo, me gustó el amor y el deseo, mutuo y también el desenlace.

pero qué miedo da el mañána, siempre el corazón siente.

mil besos Andrea
gracias