sábado, 18 de agosto de 2012

Arriba

Desde otro lugar, desde arriba. Las horas vividas cumplieron su función. En el fondo tienes claro tu camino. Oteas el bien y vas tras él. Tu bien, el que te sirve. Sólo desaprueban los necios, aquellos que no comprenden el cambio. Tus carencias te definen, despiertan mi interés y me muevo a tu alrededor como un gatito desorientado. Mírame a la cara, no te preocupes, mi empatía permanecerá intacta mientras escupes tus interesantes y pasadas miserias. Las apuestas hay que respetarlas, todas. Más allá de ti y de tus miserias estoy yo. ¿Me ves?  Me instalé aquí porque me resultaba más cómodo. A veces prefiero participar pero otras sólo me sirve ocultarme tras el manto de la sencilla observación. En modo observación aprendo, en modo participación transmito. Disfruto de las dos como una niña con su muñeca favorita. Soy, doy, no pido, no quiero, no me des, sólo sé y déjame asistir.

3 comentarios:

Ramón María Vadillo dijo...

Niña mía! (permiteme éste cariño) lárgate inmediatamente. No hay amor en uno solo -sin la simbiosis-
Espero no molestarte y si lo he hecho, perdón.

Besos mil

Andrea dijo...

No te preocupes amigo y sobre todo, no te confundas. No hablo yo, es mi yo poético que se empeña en crear textos inauditos. Surgen de pequeñas ideas que solemos utilizar los que escribimos. ¿Descabelladas? Tal vez, pero algunos nos nutrimos de ellas para encontrar un sentido 'diferente' a cuanto nos rodea. Un saludo.

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

hola veo que sigue abierto tu blog!!! graciasssss!!!!!!!!!! espero que estes bien. besos