jueves, 14 de julio de 2011

Gotas

Explotaba; y cada gota de amor derramada llevaba consigo la semilla necesaria. Nuevas y efímeras relaciones amorosas nacían, ciclos que se renovaban con cada nueva explosión. Con el tiempo fueron esperadas con más y más ilusión, emanaba de ellas un rocío cargado de esperanza, que caía esparciendo otra luz sobre sus alegres vidas.