sábado, 6 de noviembre de 2010

Gustos


No necesitaba nada, joder, lo único que verdaderamente ansiaba era que la dejasen en paz, ella sonreía con pequeñas cosas, su mirada podía perderse durante horas atrapada en una uña o en la mancha de un cristal. Lamentablemente el tiempo era el mayor de los tiranos y no permitía que disfrutase a sus anchas de las pequeñas y extrañas cosas con las que solía entretenerse. Por la tarde intentaría esfumarse de su casa. Su madre parecía empeñada en hablar sobre el amor. No deseaba entenderlo, ni recibirlo, ni padecerlo, ni practicarlo. Hacía tiempo que había descubierto que era asexuada. No sentía atracción por los hombres ni por las mujeres, el tema la aburría enormemente, además sonaba cursi y trillado hasta el cansancio. Sentada junto a las vías del tren, reflexionaba observando un par de hormigas con su carga.



- ¿Cómo te llamas?
- Coño, me has asustado.
- Perdona.
- ¿Qué quieres?
- Hablar.
- ¿Sobre qué?
- Bueno, no lo sé.
- Vuelve cuando lo sepas.
- Podría decirte que eres borde y antipática pero no lo haré.
- Vaya, qué considerado.
- Te han besado alguna vez?
- No.
- ¿Te gustaría aprender?
- No.
- ¿Estás segura?
- No.
- ¿Puedo?
- No.
- Si me acerco lentamente verás que no tienes nada que temer, sólo debes relajarte y dejarme hacer a mi.
- ¿Sentiré asco?
- No lo creo.
- Vale.

-----------------

-¿Te ha gustado?
- Sí
- ¿Repetimos?
- Sí.

-----------------

- ¡Mamá!
- Dime hija.
- Apúntalo, por el momento me gustan los hombres.

7 comentarios:

Carmela Rey dijo...

Bueno de momento, ya va teniendo la cosa más clara. :) Si es que no hay nada como probarlo.
Me ha gustado tu escrito.
Un abrazo

Dean dijo...

No suele ser así, parece que ha habido suerte.
Un saludo.

La terapia de Rafaela dijo...

Bien, yo añadiría, que por el momento le gustan los besos... una linda historia.
un abrazo

Poeta del Cielo dijo...

Hola, viajando en este hermoso mundo de Blogs del cual pertenezco llegue a tu lindo blog... que esta lleno de hermosas letras con mucho sentir que llenan la vista y tocan los sentimientos y alimenta el alma... muy lindo tu blog...

saludos
linda semana
abrazos

te invito a visitar mi Blog y desde ya se siempre bienvenida... miles de gracias...

http://poesia-del-cielo.blogspot.com/

Permiso para seguir tu Blog.

Ángelos dijo...

El poder misterioso y mágico que tienen los besos...

(me ha encantado el post, sin dudas... me sentí muy identificado).

Un abrazo.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Lindo y original texto, interesante la negativa y la conclusión final. De ahora en más, aprendió que hay cosas que no se pueden decir más que besando, porque las cosas mas profundas y mas bellas del alma solo acuden si las llama el beso. Es una linda enseñanza que con el tiempo aprenderá a recitar.

Un beso grande.

Juan

Beatriz dijo...

Es bueno probar para opinar.
saludos